Menta: Propiedades, usos y leyendas

ilustración científica de mentha viridis
Mentha viridis
Texto: Johanna Pérez Vásquez


La menta es un nombre común que agrupa a plantas conocidas como menta, mentastro, toronjil de menta, menta inglesa, menta de lobo, yerbabuena, hierbabuena, sígueme, poleo, alubeno, peperina y peperita entre otras. Estas pertenecen a la familia de las labiadas y son fáciles de reconocer por su cualidad aromática.

En botánica se usa la palabra latina mentha para agrupar al género proveniente de Asia y Europa, que empezó a cultivarse en 1750 en el condado de Mitcham, en Inglaterra y que con el tiempo se ha extendido a zonas de clima templado en todo el mundo, para abastecer a compañías dedicadas a la producción de medicamentos, alimentos y licores.


Dependiendo de la fuente consultada, se cuentan entre 15 y 30 variedades de menta, y no por nada se dice que la tarea de identificarlas es poco menos que imposible, sobre todo si se tiene en cuenta que es un género que se mezcla naturalmente, por lo que produce híbridos nuevos de forma permanente.


Como características generales pueden citarse su reproducción fácil, generalmente por esquejes, y hojas levemente dentadas, cubiertas con vellosidades, que adoptan forma de lanza, aunque también las hay más redondeadas como en la variedad suaveolens. Alcanza una altura máxima de un metro y luce tonos que van del verde al violeta.

Aplicaciones terapéuticas

Algunas de las variedades de menta que más se consumen, con fines medicinales, son la polegium, conocida como poleo, la spicata (variedades crispa y lisa) y la piperita.

La polegium es buscada por sus poderes expectorantes mientras que la spicata y la piperita ganan adeptos por sus efectos carminativos, es decir anti-flatulentos. Los cólicos y los dolores de estómago de origen nervioso también suelen ser tratados con infusiones de hojas de menta. En todas están presentes el mentol y la mentona, componentes responsables de muchos de sus efectos terapéuticos.

A las mujeres embarazadas se les recomienda consumir con moderación los derivados de estas plantas ya que en algunos casos, aunque raros, el exceso provoca convulsiones.

Mitos y usos

Una leyenda cuenta que Minta, una ninfa del mundo subterráneo, era amante de Hades, dios de ese reino. Después de saber que su amado se había casado con Perséfone empezó a amenazarla. Perséfone, poseída por los celos, respondió a las provocaciones pisando a Minta con una de sus sandalias. Luego de que Hades se enterara de lo sucedido transformó el cuerpo de la ninfa en una planta fragante, que desde entonces es conocida como menta de jardín.

La mentha polegium o poleo en siglos pasados fue muy conocida por su capacidad para alejar a las pulgas, de ahí su nombre polegium, derivado de la palabra latina pulex que significa pulga.

Si se compra fresca y se la quiere conservar seca, es muy importante retirar las hojas de los tallos y esparcirlas bien sobre papel periódico, así se evita que se pudran antes de deshidratarse. El proceso de secado debe llevarse a cabo a la sombra, debajo de la cama o de un sofá, por ejemplo. Los tallos sobrantes pueden ser hervidos para limpiar y aromatizar el ambiente.

El sabor de la piperita (menta picante) es más amargo y pungente que el de la spicata (yerbabuena o hierbabuena), sin embargo las hojas de ambas son usadas para sazonar frutas, ensaladas, sopas y carne de cordero, además son un ingrediente muy usado en la gastronomía asiática y de Oriente Medio.

Es incluida en mezclas herbales para recordar sueños con más facilidad y para alejar las pesadillas, pero no sobra apuntar que a veces ellas, las pesadillas, vienen para dejar mensajes importantes que el soñador lleva tiempo ignorando. La menta piperita, en contraste, se usa para hacer los sueños más vívidos, por lo que aquellos que dicen “soñar borroso” o “en baja definición” pueden tomar una infusión de esta planta para hacerlos más memorables o simplemente para dormir mejor.

Se dice también que frotar hojas de menta piperita sobre la frente alivia los dolores de cabeza causados por disgustos. En Europa existe la creencia de que ver florecer la hierbabuena y mantener el acontecimiento en secreto trae suerte al observador. En Colombia la variedad de menta conocida como Sígueme (¿mentha rotundifolia?) es usada mágicamente para atraer pareja.

La menta piperita es relacionada con los elementos aire y fuego, y con los planetas Mercurio y Marte. Es utilizada en rituales mágicos para atraer suerte, sensualidad, abundancia, protección, para hacer limpiezas energéticas y para desarrollar la percepción extrasensorial. La hierbabuena es asociada con el elemento agua, con el planeta Venus y con la salud. En la Biblia, en el Antiguo Testamento se menciona su esencia como un elemento ideal para elevar el espíritu.

En China la menta era buscada por sus efectos tranquilizantes y antiespasmódicos, mientras que Hipócrates la incluyó entre los elementos afrodisíacos. Plinio, por su parte, le atribuye efectos analgésicos.

En el lenguaje de las flores, debido a su belleza sobria y duradera, y a su aroma agradable se la relaciona con la sabiduría, la fuerza y los sentimientos cálidos. Por ser capaz de reproducirse incluso en ambientes inhóspitos también se la asocia con la resiliencia, con el amor que resiste las adversidades, con la salud y, en general, con las virtudes verdaderas.

ilustración científica de mentha piperita
Mentha piperita
Referencias

Cunningham, S. (1999) The complete book of incense oils and brews

Detienne, M. (1996) Los jardines de Adonis: La mitología griega de los aromas

Editorial San Pablo (2005) Manual: El milagro de las plantas: Aplicaciones medicinales y orofaríngeas

Elicriso.it

Gastrosoler.com

Ministerio de Protección Social de Colombia (2008) Vademécum colombiano de plantas medicinales

Molano Bravo, M. E. (2002) Plantas y recetas mágicas de Wicca

Rey Bueno, M. (2002) Las plantas mágicas


No hay comentarios :